Objetivo: que los asistentes aprendan a relajarse para que su cuerpo y su mente trabajen en armonía y así sentirse totalmente rejuvenecidos, llenos de energía y vitalidad.

La relajación debe considerarse nuestro estado natural que nos aporta fundamentalmente un profundo descanso, al mismo tiempo que nos ayuda equilibrar el metabolismo, el ritmo cardíaco y la respiración.

También debemos destacar que poniendo en práctica determinadas técnicas de relajación conseguimos una intensa sensación de bienestar, calma y tranquilidad, muy próxima a la que experimentamos con el sueño profundo, pero con la diferencia de disfrutarla despiertos y en cualquier momento.

Si estamos relajados conseguiremos un alto estado de sensibilidad. Así el gasto de energía es mínimo y repercute positivamente en nuestro estado general, sobre todo en lo psicológico.

Relajarse es la mejor solución para hacer frente al día a día, en donde las prisas, los miedos y el estrés están siempre presentes.

Es importante indicar que la relajación no puede sustituir la visita al médico.

Al practicar la relajación tenemos que desconectarnos completamente de todo lo que nos rodea y concentrarnos únicamente en nuestro interior para conseguir escucharnos a nosotros mismos, observarnos sin perjuicios y tomar conciencia de lo que queremos conseguir. Sólo de esta forma nuestro cuerpo y mente podrán trabajar en armonía y sentirse después totalmente rejuvenecidos, llenos de energía y vitalidad.

Actividad: la promotora invita a los asistentes a practicar los siguientes ejercicios:

Les dice: pon tu mano izquierda enfrente de ti con la palma hacia afuera. Vamos a pensar que:

  • el dedo pulgar representa las preocupaciones
  • Índice- los miedos
  • Medio- la rabia
  • Anular- la tristeza e inseguridad
  • Meñique- la autoestima

Para liberar emociones y relajarte sostén cada uno de tus dedos firmemente por 1 o 2 minutos. Continua el ejercicio con tu mano derecha.  Para un alivio inmediato del estrés, presiona el pulgar sobre el centro de la palma de tu mano durante 2 minutos.

Es conveniente realizar los ejercicios a diario para conseguir mejores beneficios y efectos permanentes. Después de un tiempo practicando técnicas de relajación se convertirá en una tarea sencilla que conseguiremos realizar en unos minutos. Recuerden que la relajación reduce el estrés, y contribuye a alcanzar la paz interior y el equilibrio emocional.