La memoria se puede definir como la capacidad del cerebro de retener información y recuperarla voluntariamente.

La memoria es como un músculo.  Se debilita si uno no lo cuida y ejercita, entonces lo mejor que se puede hacer es entrenarla, ya que la estimulación mental tiene como fin frenar o retrasar la declinación que deviene con la edad.

Se ha calculado que el cerebro humano almacena información que llenaría unos 20 millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo.

Gracias a la memoria podemos recordar donde vivimos, el nombre de nuestros padres, la cara de nuestros amigos,  que comimos el día anterior, incluso cual es la capital de nuestro país.

Memoria y atención trabajan juntos.  Es muy importante poner atención para poder memorizar lo que nos interese.

La memoria se divide en:

Memoria a largo plazo

Memoria a corto plazo

Memoria inmediata

Todos estos tipos de memoria trabajan de manera coordinada para que el sistema funcione correctamente.

Factores que influyen en la pérdida de la memoria:

  • La angustia y la depresión, el aislamiento y la inactividad.
  • El exceso al tomar alcohol y algunos medicamentos que pueden interferir con la atención y eventualmente, producir daños cerebrales.

 

 

Afortunadamente la memoria puede ser entrenada, les damos algunas recomendaciones:

  • Gimnasia cerebral
  • Juegos mentales
  • Bailar
  • Juegos de mesa
  • Iluminar
  • Practicar operaciones básicas (suma, resta, multiplicación y división)

Tema: La importancia de ejercitar la memoria
Programa: Adultos mayores en plenitud
Coord.: Maribel Rovira

Publicado por CCUE I.A.P ONG en Miércoles, 11 de noviembre de 2020