Con frecuencia nos enteramos de la existencia de modelos, análisis y técnicas para ayudar a las empresas a mejorar. Un ejemplo es la reingeniería, ahora los quiero invitar a emprender una reingeniería de su vida, siguiendo algunos pasos:

1. Vive de acuerdo a tu edad.
2. Disfruta de la vida (jubilación viene de júbilo) y si aún trabajas procura que sea en lo que te gusta.
3. Revisa y analiza aquellas cuestiones que te causan malestar. Piensa, basta, no quiero más esto para mí decide qué actitudes tienes que cambiar, busca nuevas maneras de ver la realidad y nuevas maneras «de hacer» que te acerquen a nuevos resultados.
4. Abre tu ser para contar con el apoyo de personas que te proveerán de herramientas para impulsar los cambios que hagan falta. Estas personas pueden ser tu familia o tus amigos.

Reingenierizar tu vida es un cambio radical, interior e integral que implica que todas las áreas de tu vida sean observadas desde una perspectiva diferente. ¿Qué significa esto? que cualquier problema en una de las áreas de tu vida afecta el funcionamiento de las demás. Es por eso que debemos ponernos en acción ¡YA!, tomen la decisión de mirar más allá, para que de una vez por todas impulsen los cambios que necesiten. Todo depende de ustedes.

Reflexión
“Jamás ningún ser humano será demasiado viejo como para no recuperar su vida. No debemos creer que lo que fui o soy me impide ser lo que deseo ser a partir de hoy».