Acabamos de empezar un nuevo ciclo, pero ¿Cuántos años tenemos en realidad? Porque no son solo los años de vida, sino la vida que le damos a los años. Tenemos la edad según como decidamos mirar al mundo. Cualquiera que conserve la capacidad de ver la belleza jamás envejece. Este año tenemos que trabajar por ser más sabios al mirar.

Mirar, pero con belleza lo que viene, cada persona o situación. Mirar mas profundo va hacer que te rías más seguido, te va a impulsar a abrazar y a decir las cosas lindas al oído, te va a permitir sorprenderte, te va ayudar a nunca perder la capacidad de asombro, a evitar que lo primero que nos salga sea decir que “no”. A salir a caminar con el viento en contra, a no perderte ninguna oportunidad de convivir con tu familia y tus amigos.

Mirar con belleza te va hacer sentir inmensamente rico por querer todo lo que tienes. Mirar desde la belleza te va a invitar a renacer desde la tristeza y a volver a creer desde la angustia y la soledad, a comprender que saber olvidar es una disposición del Espíritu para viajar más liviano y que aprender a recordar bien hace que los tesoros del ayer, vivan por siempre.